Amar de lejos.

«Sólo tú y yo sabemos estar distantemente juntos»

Julio Cortázar.

400_F_1688521_zlwG5yHxmkv1PNhVyHkHjuEYs7n3aO

¿Cuánto espacio cabe entre dos cuerpos? ¿Hasta dónde puede estirarse el amor sin partirse por la mitad? Hagamos la cuenta…

Si reducimos a números el amor, puedes tener dados 2.581 te quiero, que sabes que los que faltan por dar son, al menos, múltiplo de 1.000.000; puedes inventar 12.000 fórmulas para sacarle dos cuerpos de ventaja al tiempo y llegar antes al encuentro, después si es a la despedida. Almacenar un número indecente de momentos que aguardan su turno. Perder la cuenta al llegar a 1.000 de cuántas formas has aprendido a conjugar el verbo “tu y yo”

Y luego está la distancia. 937.

Saber que entre los dos sumáis 42 lunares y que las tardes de otoño puedes repasarlos 27 veces por segundo, uniéndolos con una línea imaginaria como quien cuenta estrellas en la vía láctea.

Y luego está la distancia. 428.

1475446385052

Que 24 es el número de horas que caben en tus ganas, que 1 tarde de estas te lías la manta a la cabeza y te lo juegas todo  a un siempre. Que las 12 de la noche son el momento del día en que tu cuerpo maldice el vacío que tiene el relieve de su cuerpo. Pero que valdrían el 6, el 7, el 8, el 9…., el día entero para ser exactos. Sin decimales.

Que al sofá le sobran 87 centímetros y a la cama algunos más, cuando estiras la mano y el deseo y ni una ni otro encuentran calor del que aviva ocupando el espacio que te circunda la piel.

Y luego está la distancia. 159.

Si reducimos a números el amor, puedes tener la certeza de que podrías cruzarte con 12 millones de personas, que sólo esa es capaz de marcar una X justo en el lugar preciso.

A pesar de la (maldita) distancia.

Alguien a quien le tengo mucho cariño me enseñó que los números primos son infinitos… Así que prueba a reducir ese amor a números,  si son primos la distancia poco restará, poco dividirá…. Hazlo por la cuenta de la vieja, y al resultado súmale su piel.img_6207-1

Yo no sé tú, pero a mí las cuentas me salen claras.

Un amor con hojas de calendario. Con postdatas en los márgenes con el último te quiero.

Que te da la vida y te mantiene en stand by girando sin parar. Que se sirve de paladines a tiempo completo: un teléfono, una paloma mensajera, cartas con lacre dorado; y señales de humo a medida que el corazón se quema vivo… Un amor suspendido entre las manecillas de un reloj que no suena tic tac sino Te-tengo, te-espero, Te-tengo, te-espero. Te-tengo, te-espero. 

Amar de lejos.

Que es amar ciegas a veces; y cada despedida, cada adiós de hoja afilada te deja a oscuras y tienes que acostumbrar los ojos a la penumbra para no caerte de bruces tropezando con las esquinas de la ausencia.

Y puede que más de la mitad del tiempo te sientas la mitad de ti. Pero más allá de las aristas puntiagudas de la nostalgia, en el momento en que emprendes la marcha con el abrazo caliente todavía y un último beso, el del ansia de retener, bajando por la garganta y empujando el nudo de la impotencia, ya vas repasando cada detalle para hacerlo indeleble  en tu memoria sabiendo, que “de lejos”, los sacarás de su cajita cada noche y los pondrás junto a la cama,… luz que vela tus sueños, que impulsa las mañanas para que llegue mañana, ese del encuentro, el del primer beso, el del ansia del reencuentro, bajando por la garganta y empujando el nudo de la emoción.

14495275_10210749812291369_4540655955731296006_n

Hay quien no lo soporta y se pone trampas en las que caer (in)voluntariamente, con un convencimiento impostado. Cualquier excusa es buena. Cualquier lugar es bueno. Huir de la distancia poniendo tierra de por medio, incoherencia pura y dura. Alguien debería decirles que el olvido no se mide en la tierra que pones de por medio, ni en el tiempo que descuentas haciendo rayas en la pared como los presos. La unidad de medida del olvido son los cuerpos que pasan por tu cama o, con suerte, por tu vida. Y lo peor, … hay veces que cuantos más cuerpos de distancia pongas más te muerde el recuerdo.

Será que amar de lejos está reservado a los fuertes, a los valientes, a los imaginativos, a los impulsivos. A los que hacen del amor una fiesta, con su programa de festejos incluido, para inventarse nuevas formas de tocar sin manos.

O a lo mejor sólo es cuestión de comodidad. Porque, hay que reconocerlo, facturar el corazón y la maleta día si, día no, no es cómodo. Lo cómodo es sentarse a la mesa y compartir el pan de cada día, tener un lado fijo en la cama, llenar la nevera a medias. Un par de cepillos de dientes que no sean de ida y vuelta.

Ver, tocar, oler.

Aunque no te corra sangre por las venas.

Aunque sepas a ciencia cierta que, con sólo oirlo, alguien puede parar tu mundo haciendo que olvides el resto de los sentidos, haciendo que pierdas el sentido.

Amar de lejos no es cómodo, no es fácil. Hay amores a distancia que dejan de serlo; de ser amor, quiero decir: trayecto de ida sin camino de regreso, un lejos sin un cerca que mantenga la esperanza. Pero hay otros que dejan de ser “a distancia”, que juegan su mano contando otros números que no están en los mapas, y ganan la partida haciendo de la ecuación tiempo/espacio, por fin, un aliado. 

Esos, los que perviven, son los grandes amores; hechos por grandes personas. Aquellas a las que no le asustan los kilómetros, sino perderse; eso (perderse) sí es distancia, de la que no se salva… de la que no te salva.

Si eres capaz de decir “si reducimos este amor a números, tú y yo salimos ganando siempre” posiblemente eres de los grandes que hacen grandes cosas, como ingeniártelas para doblar el mapa por la mitad de modo que el punto de salida y el de llegada sean el mismo. Así que no te rindas. Mientras tanto, ve deshaciendo los abrazos que has tejido el último fin de semana y vuelve tejerlos sobre tu cuerpo para seguir soportando el frío de la ausencia, que ya falta menos, que ya estás más cerca de dejar de estar lejos.

dd2ba31c05496dd4430d6c5cf246c8f6

400_F_1688521_zlwG5yHxmkv1PNhVyHkHjuEYs7n3aO

(Tema Diana Krall. P.S I love you)



Photography: Pinterest
Texto: Be_naïve_


Against animal cruelty Blog9f56da30b8a639bc1681f6e2cec0dc70

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s