21/3 día de la poesía

cenefa 2

Hoy no alzo la voz yo, hoy tomo prestada la palabra y le cedo el protagonismo, desnudo de cualquier artificio que eclipse el puro verso. Pues no se me ocurre mejor forma de celebrar este 21 de marzo, día de la poesía, que ceder el sitio a uno de mis poetas de cabecera (Rafael Guillén) y con uno de los poemas que más habré re-leido a lo largo de mi vida; justo agradecimiento (y reconocimiento) pues entre sus versos he encontrado muchas veces el impulso, el cobijo, la respuesta, el eco que acompaña…. el amor por la poesía.

De él extracto este fragmento del poema AMOR, ACASO NADA.

Si tú, que eres yo mismo en la otra orilla,
en la vertiente opuesta de la carne,
situada ante mí tan sólo para
dar un norte a mi impulso;
si tú, silueta mía desdoblada,
sombra tal vez, acaso
proyección de mi sueño o mi egoísmo.

Si tú, incompleta y sola,
acercases un día tus perfiles
hasta los míos, tuyos en principio,
regresando tu miedo hasta mi miedo,
tu esencial aislamiento hasta mi isla,
volviendo a mí, tu origen,
el pensamiento que te crea, el pulso
que sostiene tu inexistente imagen…

Si tú, inasible, sobrevoladora
de mis palabras, descendieses sólo
con la mirada, aunque sólo fuese
con el aire de un ademán, bastante
para envolver mi soledad, si dieses
protección a mi camino…

Si tú, conocedora de mi umbríoa
paseo solitario, en que los pases
hacen crujir las hojas, mientras todo
el invierno gravita en el recuerdo;
que conoces el frío de mi casa
vacía en la que sube
la soledad como la hiedra, y cubre
terriblemente lenta las paredes,
las mesas, los retratos,
la perdida tibieza de las camas deshechas;
en la que crece el abandono como
un musgo asolador, mientras las perchas
exhiben silenciosos
vestidos empolvados;
si tú, que habitas desde lejos todo
el temporal espacio y su enfermiza
vaciedad que aprisiona mis sentidos,
irrumpieses un día como un golpe
de mar, con un alud
de brasas encendidas ,como un rudo
percutir de timbales,
no conquistando, no, tampoco como
libertadora, sino sólo para
estar conmigo en el dolor, sentada
junto a mi soledad, queda, ovillada
con mi cansancio mismo…

Tú, por quien yo podría
saber que soledad más soledad
no son dos soledades…

RAFAEL GUILLEN



Against animal cruelty Blog9f56da30b8a639bc1681f6e2cec0dc70

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s