Love letter Ch #5

A veces

Le dije que a veces su risa se nublaba y que el universo se paraba y parecía que no iba a volver a echar a andar; que a veces intento seguir sus pensamientos pero corren más deprisa y me despistan.

A veces.

Pero que las otras veces… las otras veces… lo son todo.

Apartó un mechón de mi pelo, con la misma ternura indeleble con la que tejía sobre mi cuerpo cada día la incuestionable certeza de su presencia, y me contestó: 

“A veces tu risa se para y hay que darle cuerda como a un reloj. Pero las otras veces … no,  mejor aún: todas las veces … TÚ lo eres todo”

Y esa fue la razón por la que mi cuerpo continuó tejiendo cada día, sin faltar uno, una incuestionable certeza sobre el suyo: mi presencia.

cenefa 2

Processed with VSCO with f2 preset


Photography: Pinterest
Texto: Be_naïve_


Against animal cruelty Blog9f56da30b8a639bc1681f6e2cec0dc70

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s