Love letter. Ch #3

Cuarenta y cinco segundos son… El tiempo que tarda tu cuerpo en dejar una nota manuscrita en el mío recordándome tu dirección.